Bienvenido

Estás en una página de Mateo Santamarta. Todos los textos y obras que lleven mi firma pueden ser difundidos libremente siempre que no haya ánimo de lucro. Se agradece que se cite su autoría.







Seguidores

sábado, 8 de octubre de 2011

Bajo un Campo de Estrellas-Invitación al Abismo 2003, Sala de Exp. Lucio Muñoz, por Manuel Linares-Rivas de Eguibar, Diario de León (Suplemento cultural, "El Filandón")













De arriba a abajo:
Eternidad de piedra.
En solo aquel cabello.
Cuatro poses.


Bajo un Campo de Estrellas-Invitación al Abismo

2003, Sala de Exp. Lucio Muñoz , León
'En la Sala Lucio Muñoz de la Delegación Territorial de la Junta de Castilla y León expone un artista leonés/..../ LLeva 25 años dedicado a la pintura y la que se inauguró el pasado Míercoles es la primera exposición en su tierra natal. Se llama Mateo Santamarta y nació en Izagre, un pequeño pueblo que se encuentra justo en límite entre las provincias de León y Valladolid.
'Bajo un Campo de Estrellas- Invitación al Abismo' es el título de la exposición que presenta /.../ En ella se exhiben las últimas obras que ha realizado este pintor leonés: ' Es obra reciente, la última gran serie que he hecho y que abarca siete años de trabajo. La mitad de las obras que se pueden ver aquí estan hechas en Izagre, que es mi pueblo, tierra árida que en cierto modo está reflejada en los cuadros porque en algunos de ellos he empleado materiales. -tierras y arenas- de allí. La otra mitad estan hechos en Madrid, que es dónde vivo' /.../
La obra de este leonés es una gran desconocida para la mayoría de sus paisanos, por eso será difícil que alguien aprecie los cambios entre los cuadros de esta exposición y los que anteriormente había realizado Mateo Santamarta. Aunque , según él mismo comenta, los hay: 'Yo pienso que, cuando se hace una obra auténtica y personal, que es lo que yo he pretendido siempre, más que buena o mala que, sobre todo, sea mía, tiene que haber una linea coherente, por supuesto con algunas variaciones. Progresas: un día te mueves en una dirrección y otro día en otra, pero al final la linea es la tuya, y estos cuadros que se ven aquí creo que son coherentes con lo que he hecho antes'.
A pesar de que no haya cambios bruscos, en la obra de Mateo Santamarta, un veterano de la pintura, sí que se puede apreciar, como es lógico, una cierta evolución: 'Hay una evolución, creo, clarísima. Mi pintura anterior era muy transparente, con poca materia, la luz salía del propio soporte, como si se tratase de acuarelas. El cambio que se puede ver ahora es que hay mucha materia. Aún así intento conseguir profundidades e intento conseguir luces, pero por medio del color y de diversos materiales que incorporo a la obra', afirma el pintor, que tiene muy claro loque pretende con su pintura: 'Mi pintura pretende desencadenar el pensamiento de cada uno, que para cada espectador sea una cosa, que active en ellos mecanismos que les hagan pensar en sus propias creencias, en sus propias deficiencias, sus propios amores, desamores...'
El propio pintor es el encargado de explicar un título tan complejo /.../ ' El título tiene dos partes: 'Bajo un Campo de Estrellas', la primera de ellas se refiere al techo natural de todos nosotros, el Universo, es una profundidad inmensa, un abismo hacia arriba, hacia el espíritu, hacia lo etéreo. Hay otro abismo que es el de la raiz, el abismo de donde procedemos. La segunda parte del título 'Invitación al Abismo', se refiere a la profundidad, al ser, una invitación a que la persona se conozca' . DAVID RUBIO en El Mundo- La Crónica de León, 6-10-2003.

Mateo Santamarta es pintor y, también, un poco poeta. Mateo nació en el pueblo leonés de Izagre y, a pesar de llevar muchos años pintando, es la primera vez que muestra su obra en la capital leonesa. 'Mi historia como trabajador de la pintura es muy larga, llevo más de veinticinco años dedicandome plenamente a ella, aunque no como profesional, pero le dedico la mayor parte de mi energía. He realizado exposiciones individuales en Madrid y en algunas ciudades de Castilla y León, de Extremadura, Castilla La Mancha...
e infinidad de colectivas en toda la geografía nacional y en algunos lugares de fuera de España.' El pintor expone estos días en la sala Lucio Muñoz de la Delegación de la Junta.
En las obras de Santamarta puede comprobarse que conoce el oficio a la perfección y que es capaz de emplear con gran sentido estético los colores y las formas. 'Mi pintura -comenta- ha ido evolucionando en el tiempo, son veinticinco años de experiencia. En ella hay una constante: procuro que sea siempre una expresión profunda y personal de mi modo de ver y sentir la vida, de mis propios problemas y dilemas, de mis preocupaciones estéticas y morales. Tambien intento reflejar mi forma de entender la pintura de otros artistas. En definitiva, es la profundización de lo visto y lo sentido.
Santamarta emplea una gama de colores muy variada, aunque en cada cuadro sólo emplea una mínima parte; también destacan en sus obras las masas matéricas. 'Cada vez intento simplificar más mi pintura. Yo siempre he empleado pocos colores en cada cuadro. Las cargas matéricas han surgido aquí en León, porque en mi pueblo, en Izagre, hay mucha materia árida, arena,y y alguna la he recogido de allí. Lo que pretendo es que los cuadros, además de los componentes etéreos, contengan también lo sólido, la materia'.
Una primera visión de las obras de Santamarta nos llevaría a pensar en la abstracción, pero una mirada más detenida nos dice que siempre hay algo real trás las difusas formas que componen sus cuadros. 'La abstracción, para mi, es una forma de plantearse el pensamiento, pero no creo en la abstracción pura; esta sólamente puede funcionar como campo de vacío para que la imaginación del espectador se ponga en movimiento. Mis cuadros son figurativos, pero desde una visión abstracta, o sea que yo no me planteo pintar un tema determinado; cuando me pongo ante el lienzo estoy en un estado de ánimo e intento reflejarlo. A partir de ahí hay una serie de elementos que participan, como los recuerdos, los pensamientos..., los sentimientos, que se van estructurando dentro del cuadro y que dan una imagen concreta y abstracta al mismo tiempo. No son obras cerradas, son más...apuntes que dejan un amplio margen a las sugerencias'.
Mateo Santamarta es , además de un gran pintor, un sentido poeta; lo acredita el título de esta muestra 'Bajo un Campo de Estrellas-Invitación al Abismo'. 'Yo tengo querencia -asegura- a ser poeta. A veces escribo versos, pero con mucho pudor porque no soy demasiado bueno en la literatura. En esta exposición hay muchos cuadros de dicados a grandes poetas que sufrieron una vida difícil: algunos suicidas, otos locos, otros que han sufrido la servidumbre a las drogas. Hombres que se han jugado la vida con la poesía, quizá, para aliviar la soledad en la que se han encontrado rodeados de una sociedad a la que el pensamiento y el mundo interior le interesan muy poco'. M. C. SANTOS en Diario deLeón, 6-10-2003.

Mateo Santamartaha llegado a su patria chica con una exposición sugerente y densa en la que ofrece pistas suficientes para poder contemplar cada obra dentro de sus propias claves. El catálogo de la exposición incluye un poema de Mateo, revelador de parte de las coordenadas en que la muestra se encuadra. En él, el pintor-poeta recurre a la Mitología, alusión de lo real y lo soñado, de lo inmediato y lo arcano, en un intento de sondar sus abismos a la búsqueda de respuestas a las penalidades pasadas. Y frente al duro camino andado envidia el de las aguas, que fluyen hacia la mar, o, enamoradas por el ardiente sol, ascienden. Apartir de aquí , la sabiduría y el arte tutelan su realidad individual y hacen de su existencia un tránsito compartido, salpicado de claroscuros. Con el amor por fondo. Es el amor de la vida misma. El de mirar los adentros y a cuanto nos rodea.
En otra parte de la exposición, Mateo rinde tributo de gratitud y reconocimiento a pensadores, escritores y poetas que han marcado su espíritu. Protagonistas de vidas funestas y azarosas, han supuesto para Mateo apoyo a su rebeldía y fuente de inspiración para su impulso creativo. En'Bajo un Campo de Estrellas' Mateo se instala, cómodoy seguro, en un registro más evolucionado de la abstracción y más minimalista. El espectador es invitado a participar de sensaciones, a veces de distancia, profundidad, descanso, misterio o melancolía, y, otras, de alegría y relajación, de poder y fuerza, al contemplar esos espacios siderales o terrenales, copiosos en matices y salpicados de materia, en los que la ejecución de signos singularizan la escena y la dotan de un lirismo irrefutable, turbulento y en ocasiones voluptuoso. MANUEL LINARES-RIVAS en Diario de León, 14-10-2003.

LENGUAJE DE OCRES Y TIERRAS, VERDES Y AZULES (FILANDÓN)
En todos estos años de extensa y fecunda actividad, Mateo ha andado un camino largo y sinuoso -escribe Manuel Linares-Rivas, autor de este reportaje sobre Mateo Santamarta el pintor de Izagre-. De su universo onírico, íntimo, exclusivo y fantástico, se ha abierto a la panorámica del escenario plural y de superposiciones. Una lírica nueva, con un lenguage de ocres y tierras, verdes y azules, decribe sus mundos. Apunta sucedidos sugerentes, envueltos en atmósferas dinámicas en las que cada vez cobra más importancia lo matérico, para expresar el íntimo sentimiento de la tierra, que le subyuga y le atenaza. Sus narraciones se arman a base de curvas, arcos y espirales, en un denodado intento por conducir las tensiones de lo lineal a un punto de entendimiento, sin ruptura,en el que fundir tiempo y espacio, yunques de la Humanidad. La paleta contribuye a ese movimiento progresivo y dúctil mediante una gradación tonal flexible, sin estridencias, sin explosiones cromáticas, colmada de tránsitos. Todo apunta a un horizonte nuevo. Como cuando en el firmamento nace una supernova'
...
EL PINTOR Y SUS CLAVES

/.../
Mateo Santamarta es pintor, grabador y poeta. Amante de las artes y de las letras, su sólida formación es fruto del contacto permanente con la literatura, la pintura y el pensamiento de los siglos XIX y XX, así como de sus incursiones por el clasicismo griego y por nuestros místicos.
De carácter mesurado y afable, su voz fluye como un susurro, coloreando las escotaduras de la conversación con sonrisas francas, al tiempo que sugiere y matiza, conciso y ocurrente. Nació en el año 1954 en el pueblecito leonés de Izagre, al sureste de León, en Tierra de Campos, en el seno de una familia de labradores; cursó estudios de bachiller en León, en el Instituto 'Padre Isla' y residió en el Colegio 'Jesús Divino Obrero'. De su estancia en nuestra ciudad recuerda especialmente a Vicente Encinas, 'hombre competente y siempre próximo', director del Colegio; a Modesto LLamas Gil, su profesor de dibujo: el único 9,5 de mi expediente académico lo tuve con él', al pintor José Vela Zanetti, '...me asomaba a verle cuando pintaba el mural en el colegio'.
A finales de los sesenta su familia se trasladó a Madrid, donde, ganado por la protesta de movimientos estudiantiles y obreros, se incorporó a la lucha activa por la conquista de las libertades en aquella España ebullente, lo que le llevó, amén de abandonar estudios, trabajo y pintura, a sufrir dos años y medio de cárcel. Trás la Amnistía, guardó sus miserias y sus glorias en un tronco de mirra, como el Ave Fenix, lo dió al pasto del tiempo y retomó pinceles y pigmentos, decidido a hacerse un espacio en el panorama pictórico del pais. Sería su nueva forma de lucha. Porque Mateo sólo ha cambiado el modo de contender, en su búsqueda de la libertad. Y lo ha hecho a base de silencio y tesón, sin concederse un resuello, sin permitirse un desánimo más allá de la duda.
EL ARTISTA
Mateo trabaja en MAdrid en una empresa de instalaciones de emisoras de televisión y telefonía móvil. ' Todavía no puedo vivir de la pintura, Además el reponer los materiales para pintar me supone una pasta y no te digo nada lo de mantener un archivo decente y actualizado de la obra a base de fotografía profesional, o el afrontar una exposición...' Al cabo de veinticinco años de brega tiene en su haber un largo historial, que le avala como pintor consumado, buen conocedor de los secretos del oficio. Su primera exposición fué hace veintidos años, en Cadaqués; después vendrían entre las individuales, Madrrid, Burgos, Lgroño, Valladolid, Ibiza, Cáceres, León... , y, entre las colectivas Madrid, Barcelona, Sevilla, Bérgamo, Miami... Su iniciación en el mundo del grabado, hace siete años, en un taller madrileño, le ha llevado a participar en varias ediciones del Salón Internacional del Grabado 'Estampa'.
Sin más armas que las propias y con los solos apoyos participados por su familia, Mateo se instaló en el oficio de la paleta y los pinceles para, a través de las manchas, las texturas y las formas, darnos a conocer la realidad de su mundo interior, un mundo rico en juicios y fantasías, acrecentado y hermoseado por mil y un hallazgos en la frecuentación de textos de autores de todo tiempo.
Sus propuestas afloran en los linderos de nuestra cultura, ahí donde perduran tabúes y atavismos timoratos, y con ellas hace añicos la civilidad con que vestimos el mundo de los sueños, sin quebrarla, con sólo un lenguaje visual propio y espontáneo, audaz y sensual, de esquemas flexibles y diversos. Insolentemente gozoso, Mateo contempla el lienzo o la tabla como el soporte experimental en que creará, lo presiente, un nuevo espacio de libertad, sin ataduras ni lastres, al margen de cánones y normas. A partir de ahí, el dominio del oficio y la honestidad intelectual de que hace gala impregnan su obra de los valores conceptuales y estéticos que trasmite, eficaces aguijones para la atención y el sentido crítico del espectador.
Mateo se ha mantenido siempre al margen de contaminaciones estéticas que le habrían llevado a incorporar elementos prescindibles, por distorsionadores de su único objetivo: expresarse con nitidez y precisión. Basta con contemplar 'RELIEVES DE AZAR Y PASIÓN', en los que figuras de papel, siempre dos, previamente impregnados con óleo y pegados al soporte, se afrontan en una especie de danza de la confusión y del equívoco, dentro de un escenario impreciso y dinámico; o los cuadros de aves y ángeles, fantasías galácticas, construidos a base de potentes fibras musculosas y aros y burbujas luminiscentes, con visión surrealista y una cierta memoria de algunos de los retratos de Giuseppe Arcimboldo; o 'INVITACIÓN AL ABISMO', su más cuajada , madura y comprometida exposición, todo un monumento estremecido, en recuerdo de algunos de los autores con los que se siente identifcado, y con la que debutó ante los leoneses. En ninguno de estos casos descubrimos en Mateo un gesto populista, una gracia a la galería con que ganar mercado y opiniones.
LAS CLAVES
Ycomo nada es por nada y todo es por algo, pensamos que habrá unas causas, unos porqués, ... las claves a que aludiamos al principio. Y después de analizar y ver parte de su obra y de conocer un poco más al pintor, creemos haber dado con alguna que facilite la comprensión de la pintura de Mateo. Para ello debemos partir del hecho de que el artista deja muy claro, al menos hasta hoy, que la intensidad de la categorización estética que le produce el conocimiento racional es directamente proporcional a la expresión plástica con que la representa. Y fiel al, digamos, principio, el pintor hace introspección con su circunstancia, con el aprendizaje cotidiano, con su ilustración, y se sumerge en un proceso de abstracción del que arranca con fuerza la necesidad de proyectarse, de situarse frente al soporte, para iniciar un diálogo creativo, en el que no hay lugar para lo accesorio.
Dicho esto, podemos referirnos a uno de los grandes referentes de nuestro pintor: Izagre, los orígenes. Siempre que puede Mateo se acerca a su pueblo. A escudriñar los latidos de un vecindario entrañable, de más años ya que horizonte. A saciarse de la luz y de los vientos de aquella estepa, profunda y diáfana, que marcaron los rumbos de sus yerros y sudores, de sus ilusiones y esperanzas. Son tierras de cobijo de la Vía Láctea, con aromas propios y ecos de 'PEDRO PÁRAMO' y de Jesús Torbado; campos de fuego, friera, pan y sudor que le cautivaron desde su infancia. Allí es el espejismo abisal, girasol y mar, que se funde en el horizonte con los azules y las estrellas, abismo de densidad enésima, capaz de engullir materia y energía, como si de un agujero negro se tratara. Aquí bebe Mateo. Ahí su fuerza. Hace suyas las energías telúrica y cósmica de aquellos campos y, sin necesidad de reproducir ni sus espacios ni sus ámbitos ni sus tintes, sino, tan sólo, dejando operar libremente sus extractos en su mente, materializa el latir de sus introspecciones, articula las ensoñaciones y valores de su mundo y lo pone ante nosotros. Y así, al igual que el cierzoy la canícula modelan aquellos parajes y cuanto en ellos alienta, el crea espacios de texturas mixtas donde luz y color se agitan en oquedades, en pliegues magmáticos, que recorre de leves sugerencias materiales surgidas en su subconsciente, alegoría de los espacios, humano y terrenal, aún vírgenes.
Otras claves las encontramos en el catálogo de su última exposición individual, 'BAJO UN CAMPO DE ESTRELLAS-INVITACIÓN AL ABISMO', celebrada aquí, en León, en el que Mateo incluyó un poema suyo, invocando a la mitología griega, para abundar en la alusión a lo real y a lo soñado, a lo inmediato y lo arcano. El mismo, titán varado, se mide desde su tierra, humilde, amarilla, pedregosa y cuarteada por el fuego, frente a la bóveda que la cubre de brillos y luminarias. Busca respuestas en Prometeo, Ícaro y Ulises, cuando la solución está en el discurso consigo mismo: trás tanta diáspora, depués del compromiso leal con el ser humano, para poner punto final a las penalidades pasadas,... ¿con qué bálsamo enjugar las heridas? El amor. Y envidia el camino fácil del agua: siempre por la parte más baja, por los caminos más elementales, pura y transparente, se dirige hacia el mar abismal o, 'enamorada' por el ardiente sol, asciende para volver a precipitarse, y así en un ciclo sin fin.
En esta misma exposición Mateo rendía tributo de gratitud y reconocimiento a pensadores, escritores y poetas que marcaron su espíritu. Protagonistas, los más de ellos, de vidas funestas y azarosas, han supuesto apoyo para su rebeldía y fuente fecunda de inspiración, por la aportación que hicieron a la conquista de las libertades en los siglos XIX y XX, a costa de su propia existencia. Y así vindicaba a Baudelaire, Nerval, Rimbaud, Artaud, Kafka, Rilke, Miguel Hernández, Bécquer, Cernuda, Lorca ... y hacía un guiño a las grandezas y pasiones en que laten sus compromisos de hombres de su tiempo. A todos se siente unido Mateo y todos le han movido para construir sus lienzos y tablas con pigmentos, material y una paleta sobria, en armonía conceptual y cromática con el romanticismo, el simbolismo y la subversión moral y social que aquellos hombres encarnaron.
EPÍLOGO
En todos estos años de intensa y fecunda actividad, Mateo ha andado un camino largo y sinuoso. De su universo onírico, íntimo, exclusivo y fantástico, se ha abierto a la panorámica del escenario plural y de superposiciones. Una lírica nueva, con un lenguaje de ocres y tierras, verdes y azules, describe sus mundos. Apunta sucedidos sugerentes, envueltos en atmósferas dinámicas en las que cada vez cobra más importancia lo matérico, para expresar el íntimo sentimiento de la tierra, que le subyuga y le atenaza. Sus narraciones se arman a base de curvas, arcos y espirales, en un denodado intento por conducir las tensiones de lo lineal a un punto de entendimiento, sin ruptura, en el que fundir tiempo y espacio, yunques de la Humanidad. La paleta contribuye a ese movimiento progresivo y dúctil mediante una gradación tonal flexible, sin estridencias, sin explosiones cromáticas, colmada de tránsitos. Todo apunta a un horizonte nuevo. Como cuando en el firmamento nace una supernova.
MANUEL LINARES-RIVAS en El Filandón del 9-11-2003.Publicado también en el libro '22 Artistas leoneses'
del mismo autor.

14 comentarios:

Isolda dijo...

¡Qué interesante, este suplemento que nos muestras. Lo he leído con interés, fundamentalmente por tu persona y biografía. Jamás podría definir tu pintura, simplemente la reconozco como tuya y si me das un título, lo hago mío, sino me lo invento. Pero a pesar de ello, me ha gustado mucho cómo te analiza Manul Linares-Rivas.
Un beso con un trazo rojo.

mateosantamarta dijo...

Gracias, amiga. Tampoco yo podría, Isolda. También la reconozco como mía y poco más. Las interpretaciones: libres. Un beso.

virgi dijo...

Me has dado una alegría con este post. Es muy esperanzador que la gente dedicada al Arte encuentre un espacio y un tiempo para mostrarlo.
En esta temporada no iré a Madrid (he estado yendo dos o tres veces al año últimamente por distintas razones) y me apena, porque me gustaría ver esta exposición.
También yo he estado retirada unas semanas del blog, pero ahora mi madre está bastante recuperada y puedo volver.
Un abrazo grande, no he podido leerlo todo, regreso en otro momento.

isla dijo...

Mi querido Mateo!!.. siempre GRANDE en tu sencillez...
Sabes perfectamente de mi "incultura" artística en general, pero siempre te he dicho, que nadie, nadie transportar más belleza al azul que tú.. NADIE...
pérdoname la ignoracia, es lo que siento y eso es lo real, que aún no sabiendo ni entendiendo nada de arte, me haces sentir con tu obra.
Grande por dentro y por fuera.. te abrazo mi amigo!!!.
isla

mateosantamarta dijo...

No, Virgi...ésta exposición se celebró en León hace 8 años. Es que voy un poco retrasado. Me alegra mucho la recuperación de tu madre: mucha gente espera tus regalos para la vista y la sensibilidad.
Un abrazo

mateosantamarta dijo...

Tú si que eres sencilla, Isla. No es necesario entender...sólo ver, pensar, sentir y gozar. Gracias, amiga. Me alegra verte aquí.
Un abrazo y no se te olvide seguir siendo tú , aunque te encuentres algún-a borde egoísta en tu camino. Ni siquiera sé como te pudo gustar su trabajo. No se te olvide seguir compartiendo!
Un abrazo.
Ya te diré blogs donde agradecerán tu deferencia. De todos modos, aunque yo estoy descuidando la costumbre, está bien que se indique la procedencia...se agradece, aunque no se exige.

virgi dijo...

¡Mi niño, es que me refería a la expo de los grabados, la de la entrada anterior, había comprendido bien que esta era una referencia a otra de hace tiempo!
Voy perdiendo capacidades, je je, pero todavía no tantas. Lo que pasa es con lo de ponerme al día después de varias semanas ausente, pues te puse el comentario aquí. Un abrazo y gracias por tu comprensiva respuesta.

Isabel Martínez Barquero dijo...

Cómo me ha gustado leer todo esto que nos traes. Me ayuda a conocerte mejor, a saber más de ti, querido Mateo.
Eres grande, no lo olvides.

mateosantamarta dijo...

Claro, Virgi. Gracias a ti y perdona por no estar seguro de algo que si pensé y que a mi me pasa a veces-sobre todo en facebook- comentar en otro hilo como dicen los más veteranos.
Un abrazo.
Me alegra que estés de vuelta y que tu madre se encuentre bien.

mateosantamarta dijo...

Gracias, Isabel. La verdad es que me basta ser sincero y buscar mi modo de comunicar. Todavía hay cuadros que se me resisten como si aún fuese un aprendiz. Debería de haber ido poniendo las críticas y reseñas para facilitar la visión...lo iré haciendo.
Un abrazo.

Aristos Veyrud dijo...

Completa reseña de M. Linares Rivas acerca de un periodo de tu obra, todos los años consagrados a la pintura revelan una pasión profunda en una veta de expresión de este arte que has sabido explotar y disfrutar mostrando y reflejando mucho del espíritu humano y su entorno.
Los acontecimientos presentes y futuros tienen en ti a un testigo con poderosas herramientas estéticas y de estilo para grabar en la memoria que dará y rendirá cuentas para las futuras generaciones.
Un abrazo Pintor!!!

mateosantamarta dijo...

Gracias, Aristos: temo que me sobrevalores , pero te lo agradezco como un gesto de amistad. Un abrazo.

Ysupais dijo...

De populista nada de nada...exacto, me gustó esta parte de la descripción que de ti da.
"Para ello debemos partir del hecho de que el artista deja muy claro, al menos hasta hoy, que la intensidad de la categorización estética que le produce el conocimiento racional es directamente proporcional a la expresión plástica con que la representa. Y fiel al, digamos, principio, el pintor hace introspección con su circunstancia, con el aprendizaje cotidiano, con su ilustración, y se sumerge en un proceso de abstracción del que arranca con fuerza la necesidad de proyectarse, de situarse frente al soporte, para iniciar un diálogo creativo, en el que no hay lugar para lo accesorio."
Ahora se te conoce un poquito más...Abrazos Mateo.

mateosantamarta dijo...

Gracias, Alicia. Manuel Linares es un amigo -tiene una casa en mi pueblo- así que me conoce un poco y conoce mi obra. Vive en León pero visita Izagre con frecuencia. Él medió para que realizase mi exposición en la Sala Lucio Muñoz de La Junta. Un abrazo.