Bienvenido

Estás en una página de Mateo Santamarta. Todos los textos y obras que lleven mi firma pueden ser difundidos libremente siempre que no haya ánimo de lucro. Se agradece que se cite su autoría.







Seguidores

lunes, 9 de septiembre de 2013

Antonio Gamoneda- Sublevación.


De la serie "Memoria de los tiempos oscuros" (Obra en proceso de elaboración, detalle)
SUBLEVACIÓN
Antonio Gamoneda
....

Juro que la belleza
no proporciona dulces
sueños, sino el insomnio
purísimo del hielo,
la dura, indeclinable
materia del relámpago.
Hay que ser muy hombre para
soportar la belleza:
¿quién, invertido, separa,
hace tumbas distintas
para el pan común y la
música extremada?
Ay de los fugitivos,
de los que tienen miedo
de sus propias entrañas.
Si una vez el silencio
les hablase, ¿sabrían
respirar la angustiosa
bruma de los espíritus?
¿Cantarían su propia
conversión al espectro?
Y aquellos otros, estos
miserables amados,
justificados por el dolor:
advertid que tan sólo
a los perros conviene
crecimiento de alarido.
Algo más puro aún
que el amor, debe
aquí ser cantado;
en cales vivas, en
materias atormentadas,
algo reclama curvas
de armonía. No es
la muerte. Este orden
invisible
es
la libertad.
La belleza no es
un lugar donde van
a parar los cobardes.
Toda belleza es
un derecho común
de los más hombres. La
evasión no concede
libertad. Sólo tiene
libertad quien la gana.
Solicito
una sublevación
de paz, una tormenta
inmóvil. Quiero, pido
que la belleza sea
fuerza y pan, alimento
y residencia del dolor.
Un mismo canto pide
la justicia y la
belleza.
Sea la luz
un acto humano.
Se puede
morir
por esta


libertad.
....
Del libro "Sublevación inmóvil", 1960) 

11 comentarios:

Isolda dijo...

Me quedo impresionada leyendo a Cernuda. La esencia de la poesía es así; se aplica en cualquier momento a cualquier ser humano que la asimile como propia.
De veras esta pintura la estás elaborando o es que la has retomado? Sé que los tiempos oscuros siempre vuelven, pero, ¿no habría que ir al contrario, hacia la luz que nos alimenta?
Eres tu obra, no me hagas caso.
Muchos besos, Mateo.

Isabel Martínez Barquero dijo...

Escuece este poema de Gamoneda, y es tan cierto... La belleza salva y condena, redime y esclaviza. Es contradictoria y se escabulle cuando más confiados estamos.

El detalle de tu obra en proceso me ha gustado. Muy en tu línea, produce escalofrío, el escalofrío de estos tiempos feos que nos tocan. Nos dirigen muñecos sin ética ni conocimiento.

Un abrazo, Mateo.

Tini dijo...

Siempre me impresionan tus pinturas, pero eso ya lo sabes Mateo tengo un artista en casa y siempre, os relaciono a los dos y es, que también me impresiona como pinta y siempre me lleva a pensar en ti besos mateo me alegra tu visita aunque no ando mucho por aquí últimamente !!

mateosantamarta dijo...

Claro, Isolda, hacia la luz...pero como verla si no hubiese sombras? Ceruda es un poeta total. La poesía renace siempre en el lector. Besos, amiga

mateosantamarta dijo...

De todos modos este poema es de Gamoneda, creo que te has saltado de entrada al comentar, Isolda.

mateosantamarta dijo...

Isabel, mira, el poema de Gamoneda es de los años sesenta: oscuros, oscuros. La Libertad, con mayúsculas, la sublevación inmóvil, la belleza difÍcil, es la obra de la Poesía y del Arte, pienso. Los tiempos son malos siempre, hasta que de la faz de la tierra sea borrada la mezquindad y la avaricia... Nos queda la palabra y el color, la música y la luz que me propone Isolda...que más quisiera yo que merecerla. Un abrazo, Isabel. Gracias por tu opinión sobre esta obra en que trabajo.

mateosantamarta dijo...

Gracias, Tini. Anima a tu artista y abraza a tu madre. Yo tampoco ando mucho por los blogs. Es así, cuando se puede. Un abrazo,

Isolda dijo...

He confundido al poeta, pero quería decir exactamente lo que he dicho. La luz es para todos, siempre hay un resquicio, aun en tiempos oscuros, querido Mateo.

mateosantamarta dijo...

Claro, claro...llegará...al amanecer, como siempre, Isolda.
Bien, pensé que como estaba al lado de la entrada de Cernuda podías haberte equivocado de post. Un abrazo.

virgi dijo...

Impresionante.
A mí me maravilla, querido Mateo, como los poetas pueden hablar de la realidad de una forma tan bellísima y casi siempre triste.

mateosantamarta dijo...

Quizá es porque la sabiduría regala lucidez y la lucidez descubre una realidad compleja, Virgi. No sé, digo yo.