Bienvenido

Estás en una página de Mateo Santamarta. Todos los textos y obras que lleven mi firma pueden ser difundidos libremente siempre que no haya ánimo de lucro. Se agradece que se cite su autoría.







Seguidores

sábado, 1 de septiembre de 2012

Poemas para Itxaso II - El día que de nuevo la voz de Hades


                                  De la serie "Enamorados", dibujo de Mateo Santamarta 
(detalle)

El día que de nuevo la voz de Hades
                                 oí y me encaminé hacia el infierno
vi tus ojos brillar sólo un momento
Ingenuo yo pensé
                    es mi Eurídice
                                 que viene a liberarme del Averno

Soñé
          sí
              yo creí que eras un ángel
y viví algunos días en el sueño
                                 que se fue transformando en pesadilla

He lavado las calles con mis lágrimas
regreso a merodear mis laberintos
a refugiarme en el abismo yo regreso
rescatando mis máscaras he vuelto

Nada mi amor yo te he pedido
sólo ver reflejado en tus ojos
                               un rayo que del sol traje hace ya tiempo
no sé porqué los has cerrado
                               porqué volviste a hacerme sólo barro


Septiembre de 2003

8 comentarios:

Isolda dijo...

Los ángeles y, tú lo sabes, a veces se caen. Septiembre ya empieza a hacer de las suyas; es un mes malo para la melancolía. Mejor ser barro que piedra, no crees?
Besos siempre, Mateo

virgi dijo...

Creo que esas manos...o garras, que se ven detrás, no contribuyen a la paz necesaria entre los amantes.Quizás son las que ayuden a las pesadillas.
Besos, Mateo

Aristos Veyrud dijo...

Toda persona tiene un potencial interior que apenas se alcanza imaginar y con facilidad le deja las llaves a cualquiera, no todo el mundo ni toda persona puede tener esa llave y menos si uno mismo no la usa o no la ha usado.
En la medida que uno mismo descubra y administre su grandeza sabrá con quien compartirla.
A las penas del alma y del corazón hay que darles su justo tiempo y así como la gota constante puede penetrar la roca, la intermitencia del tiempo pulveriza cualquier dolor de espíritu y mucho más si se tiene al arte como cómplice y compañero.
Un abrazo Artista!!!

mateosantamarta dijo...

Por lo menos, si eres barro y te caes, sólo te aplastas. Si eres piedra, y te caes, probablemente te rompes. Me pregunto ahora si soy barro o piedra. Un beso, Isolda.

mateosantamarta dijo...

En realidad no se corresponden en el tiempo el fragmento de dibujo -1990- y el poema -2003-. Tampoco están en consonancia con mi actual estado de ánimo: más próximo a la estatua apresada por la helada que a el barro maleable que evoco en el poema. Besos, Virgi.

mateosantamarta dijo...

Amigo Aristos: cambiaría todo el arte del mundo por sentir ahora mi corazón caliente. Un abrazo, amigo.

Aristos Veyrud dijo...

Ja ja ja Mateo ten en cuenta que hay eventos y cosas que deben suceder, tienen que pasar, tal vez en ellas se incuba todo aquello para lo que estemos hechos. Todo tiene su proceso, y no somos nosotros precisamente los directores de ello, si así fuera la vida no tendría el menor sentido y sería un eterno vostezo. Acuérdate de aquello del deseo que retiracen el cáliz si fuera posible.
Bien Mateo hay cosas que sencillamente no podemos controlar, no es asunto de nuestra limitada voluntad. Pero si dentro de nosotros no existiera esa reserva de autocuración y autopurificación no seríamos los sobrevivientes que hoy podemos ver la luz del día.
No todos los designios de la vida están en nuestras manos.
Bien artista ahí estamos!!!

mateosantamarta dijo...

Lo sé , Aristos y, aún así, preferiría que apartase de mí este cáliz. Un abrazo.