Bienvenido

Estás en una página de Mateo Santamarta. Todos los textos y obras que lleven mi firma pueden ser difundidos libremente siempre que no haya ánimo de lucro. Se agradece que se cite su autoría.







Seguidores

viernes, 6 de mayo de 2011

DONDE HABITE EL OLVIDO (voz del propio poeta)



La pereza de ordenar críticas y fotos me ha tentado para poner ésto que además es más interesante.


Donde habite el olvido, obra de Mateo Santamarta (colección particular, Madrid)






Donde habite el olvido,

en los vastos jardines sin aurora,

donde yo sólo sea

memoria de una piedra sepultada entre ortigas

sobre la cual el viento escapa a sus insomnios.



Donde mi nombre deje

al cuerpo que designa en brazos de los siglos,

donde el deseo no exista.



En esa gran región donde el amor, ángel terrible,

no esconda como acero

en mi pecho su ala,

sonriendo lleno de gracia aérea mientras crece el tormento.



Allá donde termine este afán que exige un dueño a imagen suya,

sometiendo a otra vida su vida,

sin más horizonte que otros ojos frente a frente.



Donde penas y dichas no sean más que nombres,

cielo y tierra nativos en torno de un recuerdo;

donde al fin quede libre sin saberlo yo mismo,

disuelto en niebla, ausencia,

ausencia leve como carne de niño.



Allá, allá lejos;

donde habite el olvido.



Luis Cernuda. (Donde habite el olvido)




¿De dónde vengo?...El más horrible y áspero

de los senderos busca;

las huellas de unos pies ensangrentados

sobre la roca dura,



los despojos de un alma hecha jirones

en las zarzas agudas,

te dirán el camino

que conduce a mi cuna.



¿A dónde voy? El más sombrío y triste

de los páramos cruza,

valle de eternas nieves y de eternas

melancólicas brumas.



En donde esté una piedra solitaria

sin inscripción alguna,

dónde habite el olvido

allí estará mi tumba.


Gustavo Adolfo Bécquer. (Rima LXVI)


Para todos y en particular para Virgi que me pregunta por la influencia de Bécquer sobre Cernuda. Sé que  leyó por primera vez su obra siendo aún niño.



/.../Si uno aquí los nombres de dos poetas, Gustavo Adolfo Bécquer y Luis Cernuda, ambos sevillanos, viviendo a medio siglo de distancia, no es con afán de rebajar los méritos del último destacando la influencia que sobre él haya podido ejercer el poeta de las Rimas. Tal intento sería pueril e injusto. Lo que esta nota pretende destacar no es tanto una influencia como un parentesco espiritual, el hecho de que ambos poetas, Bécquer y Cernuda, estén unidos no sólo por la luz sevillana que les vio nacer, sino por esa recóndita atmósfera andaluza que imprime un sello especial a la actitud del hombre, a su voz y a sus obras. No creo, por otra parte, que el hecho de que un poeta tan esencial y extraordinario como Bécquer haya podido influir en la poesía de Luis Cernuda, en el caso de que se pueda hablar de tal influencia y no de atmósfera común, como yo prefiero, reste ni un ápice de valor a esa poesía. El mismo Cernuda, que tan bien supo amar y comprender a Bécquer, admite las influencias que éste recibió de poetas extranjeros. Heine, por ejemplo. Y afirma, con razón, que «la influencia es la mitad de nuestra vida». La otra mitad queda destinada a ser uno mismo quien influya a su vez. Y esto es tan cierto, respecto al propio Cernuda, que ya es posible hablar de la influencia que ejerce su poesía en poetas mas jóvenes (1). /.../ (José Luis Cano)



Esta opinión de José Luis Cano tiene más criterio que la que yo podría dar.






Aristos Veyrud dijo...


Del olvido venimos y hacia el regresamos, mientras una misma pluma escribe todo el proceso desde el comienzo de los tiempos.
Gran ilustración y reflexión pictórica con una de tus obras.
Saludos artista!!!
8 de mayo de 2011 17:39



12 comentarios:

mercedespinto dijo...

No me extraña que Cernuda y Bécquer te inspiraran para la creación de la obra que nos has traído hoy, que, sin lugar a dudas, está a la altura de estos dos maestros.
Siempre un placer venir a tu casa.
Un abrazo.

isla dijo...

Querido Mateo, no conocía ninguno de los poemas, (me da vergüenza reconocerlo), pero tras leerlos, parece que han estado siempre ahí... que no podían ser de otra forma (otras palabras...)
Impresionada...
un abrazo enorme...
isla

Chelo dijo...

No conocía, o por lo menos no recordaba esa rima de Bécquer. Gracias por taerla. Un abrazo

mateosantamarta dijo...

Te diste cuenta, Mercedes, que Cernuda empieza su poema con un verso de Bécquer? Claro que sí.
Bueno, te agradezco tus elogios pero creo que son exagerados ¡Nada menos! Un abrazo.

mateosantamarta dijo...

Bueno, Isla, hay muchas cosas que no conocemos.
Lo importante es que te hayan gustado y que ya no podrás decir que no los conoces. Me gustan mucho: en realidad ya los he mostrado, aunque no juntos, cosa natural ya que el de Cernuda está homenajeando al de Bécquer. Besos, amiga.

mateosantamarta dijo...

Seguro que no te acuerdas, Chelo, porque no es de las más populares, aunque sí de las mejores. Un abrazo.

virgi dijo...

Entonces...¿se inspiró Cernuda en una frase de Bécquer?...no sabía de su influencia.
Bécquer, denostado a veces por su exceso de romanticismo, Cernuda mucho más..."místico", tal vez?
Siempre aprendiendo contigo, gracias Mateo, un montoncito de besos.
(no pude oír nada, tengo mal las conexiones)

Tini dijo...

Yo como virgi he tenido problemas para escuchar pero he leido y de donde vengo? tal vez de las ganas de un hijo varón? tal vez de del impulso amoroso de un nuevo ser? En cualquier caso he crecido entre el amor, he escogido por toda fortuna dos panes y un refujio para mi alma y a donde voy? quiero pensar que hacia la vida por haber pasado por la muerte y entre tanto haber gozado del arte de que me proporcionas exquisitas pinturas y escogidos poemas Un abrazo!

mateosantamarta dijo...

Bécquer es un poeta complejo para despacharlo en una frese, Virgi. Yo no soy un experto, pero ahí te dejo un texto que puede clarificar ese tema.
Para Juan Ramón Jiménez, Bécquer era uno de los más grandes poetas.
Un abrazo.

mateosantamarta dijo...

Siento , Tini, que no lo hayas oído bien. YO TENÍA UNA CINTA COMPLETA CON POEMAS RECITADOS POR ÉL PERO SE ME BORRÓ.
Bien está que tengas claro tu camino y tu destino. Un abrazo.

Aristos Veyrud dijo...

Del olvido venimos y hacia el regresamos, mientras una misma pluma escribe todo el proceso desde el comienzo de los tiempos.
Gran ilustración y reflexión pictórica con una de tus obras.
Saludos artista!!!

Isolda dijo...

Casi con un año de retraso, agradezco tanto tu entrada de hoy!
Los que se fueron, llevan enredando por ahí dentro, algunos días, lo que quiere decir que no están dónde habite al olvido. No recordaba en absoluto la rima LXVI. Sí recordaba vagamente el poema de Cernuda. Me gusta tu faceta tranquila de arte y poesía y tu pintura que tengo ya bien aprendida, está siempre al comienzo de tu blog.
Besos, con el trazo rojo que siempre aporta la vida.

P.S. Así, entre nosotros ¿hay alguna manera de suprimir esas palabrejas infernales?